google-site-verification=sd9aJpA_HfX9f8GtUtkPyei6qv5k5tamtMdG-0sdFT8
 

Creer es crear: las aformaciones como llave ✨

Actualizado: 16 oct

A ver.... Partamos de la base de que este no es un típico post motivacional barato de frase cliché. Lo prometo. Es decir, la frase sí es cliché, pero la experiencia que les voy a contar no.

 

Hace exactamente dos semanas me junté con una de mis amigas del alma con la que hacemos cosas bizarras para el mundo pero muy significativas para nosotras. Somos algo así como unas geek de la espiritualidad, pero con gozo.


Nuestras juntas siempre tienen mancias y exquisiteces. Hace dos años comenzamos a tomarnos un día cada quince días para hacerlas. Al principio lo hacíamos a escondidas. Básicamente porque nos sentíamos culpables de disfrutar de ese tiempo libre. Hoy ya lo tenemos full integrado y motivamos a más emprendedorxs a hacerlo también.

Las juntas van siempre de la mano de borras de café, mimosas o espumante, cartas de tarot, oráculos, dijes y Bamboo (evidentemente).


El 27 de septiembre fue la última, donde nos conectamos para manifestar nuestro último trimestre de este 2022 (si pinchas la imagen te vas directo al post donde relato la historia)


La cuestión en sí, fue que ese día recordamos que nos debíamos un fin de semana de relajo y cocreacion. Osea, una de las juntas de la semana pero en un lugar especial. Nos propusimos manifestar dicho regalo antes de que acabase el año.


Para manifestar, usamos el método de las aformaciones, que aprendimos en el 2019 gracias a una gran mentora: Tatiana Arias.



Aquí me detengo para explicar un par de cosas sobre las aformaciones 🤓


Las aformaciones son un medio para cocrear. Son declaraciones en forma de pregunta, de manera tal que tú cerebro comience a buscar la manera de responderla, y así hacerla realidad. El ideal es poder dejar tu aformación visible durante un tiempo y leerla en voz alta para integrarla en los cuerpos físicos, mental y emocional. Porque todo se moviliza al unisono.

Nosotras descubrimos que es más efectivo hacer las aformaciones de a una por vez. Al principio hacíamos cinco para abarcarlo todo. Hoy entendemos que de a una te enfocas más y fluye mejor.


También comprendemos que la emoción que vibras al escribirla es importante. A veces uno siente miedo. Es normal, porque estás saliendo de tu zona de confort. La gracia es poder atravesarlo.


Por ultimo, es importante que no sea tan específica. Antes las hacíamos con lujo de detalle, y eso acotaba lo que el Universo nos podía regalar. Por lo tanto, mientras conectes con una emoción a la hora de sembrar tu semilla mucho mejor.


La aformación necesita que confíes, mandes la señal al universo y dejes que se produzca la magia. Es importante perseverar. Nosotras llevamos dos años haciéndolas (lo que no significa que tú puedas manifestar en menos tiempo, es solo una referencia)

Curiosamente, nuestra aformación decía lo siguiente: ¿Por qué experimento un fin de semana extraordinario que expande mis sentidos y entendimiento antes del 25/12/2022?

Nuestra aformación actual era clara. Sin detalles ambiciosos pero con muchas emociones. Fueron pasando los días y como humanas que somos olvidamos nuestra declaración... Sin embargo, llegó a materializarse sin darnos cuenta.


En un próximo capítulo les voy a dejar los detalles del fin de semana que se transformó en viaje, para que se inspiren de cómo algo simple puede movilizar almas hacia un nuevo estado y entendimiento.


A modo de spoiller:

Mi amiga es ilustradora y crea sábanas para tener los mejores sueños. Actualmente tiene unas de ñiñxs (les dejo el link por si les gusta vitrinear).


Cómo buena ilustradora siempre busca inspiración. Ella tenía ganas de ir al desierto florido a dibujar. Le propuso a su marido que viajaran pero los tiempos no les coincidían.


Días después me dijo a mi a ver si me animaba. Y yo, prendí de inmediato, porque ando full reconectando con mi arte de juventud. Así que comencé a activar mis redes de apoyo para coordinar mi mundo y poder partir.


La invitación era bien bizarra, cómo todo con ella. Nos íbamos a la Serena, en el auto de una amiga. Dormíamos en la casa de su novio y al día siguiente agarrabamos otro auto y partimos la aventura, sin plan, con una mochila y una carpa.


Armamos viaje en dos días... Se sumó una amiga de mi amiga y otra amiga más. Ninguna sabía bien a qué ibamos, pero la idea era entretenida y cada quien llevaba su magia: una ilustradora, una agrónoma especialista en flores, una fotografa, y la Infaltable tarotista.


Así se armó nuestro Road Trip, que no relacionamos con la aformación sino hasta cuándo ya estábamos allá....


PD: abrí canal de Telegram para poder compartiles parte de mis aprendizajes. Si quieres ser parte únete aquí ;)





239 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo